back to top
Image Alt

Frodissimo Coffee

Cómo empezó todo.

Antes de que mi amor por el café se hiciera realidad, solía sentirme más cómodo yendo a toda velocidad durante el día; maximizando la eficiencia, la energía y la velocidad en cada esquina. Como tal, no entendía la simplicidad de tomarme las cosas con calma. Eso fue hasta el affogato. La combinación icónica de helado de vainilla y un chupito de espresso. Con el tiempo, la cantidad de helado disminuyó mientras que el valor del espresso aumentó. Fue un francés, Stephan Poulet, quien me enseñó a disfrutar verdaderamente de un espresso en un café de México.

Después de los Juegos Olímpicos de 2008, el entonces gerente de marketing de SRAM, Dirk Belling, tuvo la idea de crear café para los fans. Rápidamente se convirtió en un proyecto apasionante. Las interacciones con los fans se basaron en tomas de espresso y conversaciones genuinas en lugar de colas rápidas con tarjetas de autógrafos. Se disfrutaron muchos espressos, se contaron muchas historias y se produjeron muchas risas. Después de muchos cafés y mucho viajar por el mundo, mi pasión por el café se ha expandido. Para mí, el espresso es un viaje en constante evolución que cambia con los tiempos. Tal como lo hacemos nosotros.

Ahora, es un ritual diario.

Hoy en día, nuestro café es simplemente un reflejo de mi ritual diario favorito y un viaje por donde han ido mis papilas gustativas a lo largo de los años. Estamos orgullosos de mostrar por qué el café es una parte tan importante de nuestras vidas. Por qué solo serviremos lo que nos encanta: bebidas bien preparadas a base de espresso que te dan los 5 minutos del día que son tuyos y solo tuyos. A la velocidad que elijas.